Cous Cous de Verduras - Cebollas con Pasas Confitadas - Salsa Yogur con Menta

El cous cous (sémola de trigo duro) es siempre una buena opción para mi, en especial si quiero cambiar la rutina del arroz, así consigo darle un toque diferente a la misma receta. Esta rica y sencilla versión te sacará de cualquier apuro de última hora y seguro que gustará a todos.


Es un plato muy versátil, lo puedes comer caliente y en frío como una ensalada, también puedes añadir las verduras que más te gusten. Considero que es una opción saludable si estás a régimen, sólo debes sustituir el yogur griego por uno bajo en grasa y ¡a disfrutarlo!.

 

Ingredientes para el cous cous:
- 1 taza de cous cous o sémola de trigo duro 
- 1 cebolla
- 1 calabacín pequeño
- 1 zanahoria 
- 6 champiñones
- Un buen puñado de hojas de espinacas frescas
- 1/2 cdta. de cúrcuma
- 1/4 cdta. de pimentón picante
- 1/2 cdta. de comino molido
- 2 cdas. de aceite de oliva
- sal y pimienta

Ingredientes para la cebolla caramelizada:
- 2 cebollas
- 1 cda. de pasas
- una pizca de sal
- 1 cda. de azúcar
- 1/2 cdta. de canela
- 1 cda. de aceite de oliva

Ingredientes para la salsa:
- 1 yogurt griego natural
- 3 cdtas. de salsa de menta*


Para el cous cous: comenzamos preparándolo según las instrucciones del fabricante, suele ser por cada medida de cous cous la misma en agua hirviendo, lo viertes todo en un recipiente mezclándolo bien, lo cubres con un paño y dejas que repose unos 10 minutos, cuando esté listo muévelo con un tenedor para separar bien los granos, puedes incluso usar tus manos (limpias), reserva.

Una vez hecho esto, corta las zanahorias en cuadritos pequeños, llévalas al microondas con un chorrito de agua a máxima potencia durante 90 segundos, cuélalas y reserva. Corta todas las verduras incluyendo los champiñones en cubitos chicos. Calienta el aceite en una sartén o wok a fuego medio alto, sofríe bien las cebollas añade las especias asegurándote de mezclarlo todo, añade los champiñones junto con las zanahorias, luego añade las hojas de espinacas cortadas e incorpora todo muy bien, cuando se hayan marchitado añade el cous cous sazona con sal y pimienta, remueve bien comprueba la sazón y estará listo.



Para la cebolla con pasas confitadas: calienta a fuego medio el aceite en una sartén, añade las cebollas cortadas en juliana muy fina junto con la pizca de sal y la canela, remuévelas muy bien para evitar que se quemen, cuando estén doraditas y jugosas añade las pasas con el azúcar baja a fuego lento y tapa, de esta forma la cebolla sudará y se cocerá en sus jugos (en caso de que consideres que está algo seca puedes añadir un chorrito de agua), pasado unos 5 minutos destapa y comprueba, repite la operación si es necesario, te debe quedar unas cebollas tiernas pero melosas.

Para la salsa de menta: mezcla todos los ingredientes. 
*Si no consigues la salsa de menta preparada te dejo una receta rápida para elaborarla en casa:
Coge un puñado de hojas de menta, rocía con una pizca de sal y córtalas finamente, ponlas en un bol con una cucharada rasa de azúcar y 4 cucharadas de agua hirviendo mezcla, deja a un lado hasta que se enfríe, luego añade 4 cucharadas de vinagre blanco y prueba, puedes añadir más agua o vinagre hasta que sea de tu agrado. Fuente: BBC Good Food
¡Buen Provecho!
Pin It button on image hover