Bizcochitos Integrales (con alto contenido en fibra)

Hacía tiempo que quería probar una versión casera de los famosos bizcochitos de una marca de cereales. Por cabezota lo he conseguido, pero no hubiera sido posible sin la ayuda de mi amigo Abel del blog El Cocinerito Leré, quien hizo los cálculos en cada "intento" por encontrar el mayor aporte de fibra y ¡lo conseguimos!. 



A partir de una receta que usábamos en la cafetería se me ocurrió que podría adaptarla para sacar de ella unos bizcochos con mucha fibra, el resultado es una receta que no se parece en nada a la original (para variar). El primer intento salió un poco pálido y seco para mi gusto, aún así obtuvo buenas referencias. El segundo intento se pasó de humedad lo que me llevó a pensar que podrían dañarse rápido y como no hay dos sin tres, el tercero fue el triunfador siendo ligeramente esponjosos, de color más oscuro, con más cantidad de frutas y la humedad justa. Los puedes congelar y sólo con sacar la noche anterior estarán como recién hechos.


Con esta receta salieron 24 bizcochitos de 50gr. cada uno, con un aporte aproximado de 6.78 gr. de fibra por 100 gr. de bizcocho, frente a los 9 gr. por cada 100 del bizcochito comercial ¿no está mal, verdad? todo natural sin E-xxx, ni colorantes, conservantes ni sabores artificiales.

Ingredientes:
- 200 ml. de agua
- 65 gr. de mantequilla 0 margarina
- 100 gr. de panela
- 85 gr. de miel
- 205 gr. de ciruelas pasas sin hueso
- 65 gr. de pasas
- 1 manzana verde rallada
- 2 huevos
- 270 gr. de harina
- 30 gr. de salvado de trigo
- 20 gr. de salvado de avena
- 2 cdtas. de levadura en polvo tipo Royal
- 2 cdtas. de canela molida
- ¼ cdta. de mezcla de especias
- una pizca de nuez moscada
- ¼ cdta. de sal
- 1 cda. de avena en hojuelas

Calienta en una olla a fuego medio el agua con la mantequilla, la panela (partida en trozos pequeños), la miel, las ciruelas cortadas en trozos pequeños y las pasas hasta que la mantequilla se derrita y la panela se haya disuelto completamente (no debe hervir), remueve bien y reserva hasta que se enfríe. Este paso lo puedes hacer el noche anterior, consérvalo tapado en la nevera y retíralo 30 minutos antes de continuar para que alcance la temperatura ambiente.


Precalienta el horno a 170 ºC y forra un molde de con papel de horno. Mezcla todos los ingredientes secos (menos la avena en hojuelas que es para decorar): la harina, los salvados, levadura, sal, las especias.  Pasa la mezcla de las pasas a un bol o lo puedes trabajar dentro de la misma olla (si tiene suficiente espacio), no hace falta la batidora para esta receta lo puedes hacer todo a mano. 

Añade a las pasas la manzana rallada, cuando esté bien mezclada incorpora los huevos asegurándote de que estén bien distribuidos. A continuación añade los ingredientes secos en dos tandas para que sea más fácil mezclar, vierte todo sobre el molde y con una espátula nivela bien la superficie, espolvorea los copos de avena y hornea durante 30 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del bizcocho éste salga limpio. Deja reposar unos minutos antes de desmoldar, retira el papel de horno y permite que se enfríe por completo sobre una rejilla. Corta los bizcochitos del tamaño deseado y están listos para comer.


Ideales para desayunar, merendar, llevar al trabajo e incluso para el gimnasio, vamos que son todo terreno. Si los preparas me encantaría saber tu opinión bien sea por Facebook, Twitter o Instagram.
¡Buen Provecho!

Pin It button on image hover