Pan Integral con Semillas de Sésamo


Hace tiempo que los panes se me resisten pero no porque me salgan mal (o eso creo) sino porque siempre hay otra receta que les opaca y siempre digo para la próxima" y ese momento no llegaba hasta ahora, gracias al Asalta Blogs de este mes me fui a la hermosa cocina de Pilar de Postres Originales y me hice con este delicioso pan de sésamo.


Es un pan crujiente por fuera con rica miga por dentro, ideal para comer con mantequilla o tostado con aceite de oliva ya que las semillas de sésamo le aporta un sabor delicioso. Pilar en su hermoso blog tiene decenas de recetas cada una más rica que la anterior. En un principio le había robado el pan de cerveza pero al comenzar me di cuenta que no tenia ¡cerveza! así que pasé al plan b y entré de nuevo sigilosamente para robarle esta delicia, espero que la disfruten.


Ingredientes:
- 175 ml. de agua templada
- 100 ml. de leche vegetal tibia
- 15 ml. (1 cda.) de aceite de oliva
- 500 gr. de harina integral de fuerza o de panadería
- 3 gr. (1 cdta.) de sal
- 6 gr. de azúcar
- 1 sobre (7gr.) de levadura de panadero (granulada)
- 70 gr. de semillas de sésamo
- 1 cda. de semillas (pipas) de girasol

Con panificadora: Coloca los ingredientes dentro de la cubeta en este mismo orden; primero el agua, luego la leche vegetal seguido del aceite, a continuación la harina, en una esquina añade la sal y en otra el azúcar, haz un hoyo en el centro y vierte la levadura. Cierra la máquina y selecciona el programa, en mi caso la panificadora que es de la marca Quigg (Aldi), usé el programa 1 (normal), tamaño 1 Kg y con corteza oscura. En el caso de Pilar (no sé qué máquina tiene) usó el programa 1 (normal), peso de 750 gr. y tueste máximo. Ella recomienda sacar las palas justo cuando avisa que empieza a hornear, pulsa pausa, retíralas y reanuda el ciclo, de esta forma no tendrás que romper el pan para sacarlas una vez que esté hecho. Yo no pude hacerlo porque me pareció muy frágil la masa, pero lo que sí debes hacer es humedecer con agua (con la ayuda de una brocha) la superficie de la masa y espolvorear las pipas para que se adhieran mientras se hornea.

Cuando el pan esté hecho sácalo de la máquina, si puedes quita las aspas (en caso de que no lo hayas hecho) y deja reposar sobre una rejilla o si deseas puedes comer después que haya reposado al menos unos 10 minutos (así notarás más el sabor).


A mano: Mezcla todos los ingredientes y trabaja la masa sobre una superficie enharinada durante al menos 10 minutos (si está muy seca añade un poco de agua tibia y si está muy húmeda un poco de harina), vuelca la masa en un bol untado con aceite, cúbrela con un paño y deja que repose durante 1 hora (o hasta que haya doblado su volumen). Pasado el tiempo trabaja de nuevo la masa durante 5 minutos, da la forma que desees, colócala sobre una bandeja forrada con papel vegetal cubierta con un paño y esta vez permite que repose 20-30 minutos. Precalienta el horno a 200 ºC y hornea durante 15 minutos, luego baja la temperatura a 180 ºC por otros 20-25 minutos o hasta que el pan esté dorado y crujiente.

¡Buen Provecho! 

Pin It button on image hover