Pan de Centeno y Semillas de Alcaravea

Este pan de origen escandinavo está lleno de sabor y aroma. Es ideal para preparar los más exquisitos sándwiches que puedas imaginarte. Mi apuesta para un relleno deli: extiende un poco de hummus, unas rebanadas de pepino,  espolvorea con un poco de hinojo, sal y corona con un poco de rúcula antes de colocar la otra rebanada ¿delicioso, verdad? ahora quédate para que sepas lo fácil que es preparar este pan de centeno y alcaravea.



Más de uno seguro se estará preguntando ¿qué es la alcaravea?, es una semilla con ligero sabor anisado también conocida como comino de prado, de aspecto parecido al comino. A su aceite esencial se le atribuyen propiedades digestivas, antisépticas, expectorante, fungicida entre otros . La puedes encontrar fácilmente en las tiendas de especias.
  

Ingredientes:
- 350 gr. de harina integral
- 150 gr. de harina integral de centeno
- 2 cdtas. de sal
- 7 gr. (un sobre) de levadura seca granulada
- 125 gr. de semillas de calabaza o pipas de girasol
- 25 gr. de semillas de alcaravea
- 50 gr. de semillas de sésamo
- 75 ml. de panela derretida o melaza
- 300 ml. de agua tibia

En un bol vierte las harinas, la sal, la levadura, semillas de calabaza y alcaravea, mezcla bien y a continuación añade el agua y la panela o melaza, si la masa está muy seca añade 1 cucharada ( o lo que necesites) más de agua. Trabaja bien la masa sobre la mesa con un poco de harina durante 10 minutos. Colócala en un recipiente ligeramente engrasado, cubre con papel film y deja levar durante 2 horas.

Golpea la masa unas cuantas veces y amasa ligeramente un par de minutos. Si tienes un banneton espolvoréalo con harina y las semillas de sésamo, vuelca la masa sobre él y cubre para reposar una hora más. Si no tienes un banneton, forma una bola y presiona contra las semillas de sésamo hasta que quede bien cubierta, déjala reposar (tapada) sobre una bandeja con papel de hornear durante 1 hora.

Calienta el horno a 220ºC. Realiza unos cortes con un cuchillo bien afilado primero en diagonal y luego de la misma forma pero en sentido contrario, de manera que quede como una rejilla. Hornea durante 30 minutos o hasta que esté dorado por fuera y suene hueco al darle un golpecito por debajo. Deja enfriar sobre una rejilla antes de comer.


Es un pan delicioso para cualquier momento del día, hay miles de forma de combinar este rico sabor que aporta la alcaravea así que espero que me digas la tuya.

¡Buen Provecho!

 
Pin It button on image hover