Chicha de Arroz - Arroz con Leche para Beber

Nieves cumple un añito con su maravilloso blog Igloo Cooking y para celebrarlo ha hecho un concurso llamado "La Vuelta al Mundo", uno de los requisitos para participar es elaborar una receta que nos recuerde a un viaje y describirlo. Podría haber hecho un par de recetas inglesas (tengo muchos recuerdos) pero ya llevo unas cuantas y tan pocas de Venezuela, que me pareció una oportunidad bonita de compartir un poquito de mi, de mis raíces y de mis recuerdos.


Este viaje lo hicimos juntos hace casi 3 años (en diciembre) para celebrar la boda de mi madre junto a su ahora esposo, Juan, después de 12 años de "noviazgo". Por fin volvía a Maracaibo después de casi 5 años, parece mentira cómo pasa el tiempo. A la llegada primos y primas, tías, nos recibieron y entre lágrimas en los ojos yo sólo buscaba a mi hermano Isac, un abrazo que duró un instante pero lleno de emociones, de alegría, de amor que hace que ese momento parezca eterno.
Entre las historias para "ponernos al día" llegó el momento de decidir dónde dormía cada quien, a qué casa de qué tía nos íbamos a dormir cada uno. Yo fiel a la costumbre de la infancia elegí la casa de mi tía Siolis, ahí mismo donde también dormía mi hermano, pero había un pequeño detalle: en la casa había conjuntivitis, cosa que no me detuvo porque yo sería inmune (ilusa al pensar en eso) y como era de esperar, evidentemente la cogí. Pasé un mes de vacaciones ahí, del cual 2 semanas fue internada en casa por el dichoso virus. 
 Cuando por fin pude abrir los ojos y salir, le pedí a mi tía que me llevara a tomarme el vaso más grande de chicha, era uno de los sabores que más añoraba y vaya la alegría que me dió al ver al Chichero, me sirvió el más grande y con muuuchooo hielo picadito.... el sabor era la gloria para mi, no puedo describirlo y no por el sabor, sino porque en las diminutas papilas gustativas hay tanta memoria que al pasar por ahí esa bebida la activa: el colegio "Salto Angel" en que el estudié desde 6to de primaria hasta 8vo (2do de la eso), esperábamos como locos la hora de la salida, rebuscábamos en los bolsillos las monedas y a través de la reja pedíamos: ¡señor, señor chichero, por favor me da uno de 100 bolívares y con extra de leche condensada y no sea pichirre*!
Esta foto es de ese día, después de beber la chicha, mi tía Siolis es la que está a mi lado. Apenas podía abrir bien los ojos jajajaja...

Ingredientes:
- 1 taza (175 gr) de arroz blanco, yo usé de grano largo
- 9 tazas de agua 
- 2 taza de leche entera
- 1 taza de leche condensada
- 4 cdas de azúcar
- una rama de canela
- un trocito de piel de naranja o limón
- canela en polvo
- leche condensada


Comenzamos la preparación el día anterior: lava bien el arroz hasta que el agua salga limpia, escurre y déjalo remojando en un bol con dos tazas de agua. Al día siguiente escurre el arroz y cuece en una olla con las 7 tazas de agua restantes, la rama de canela y la piel de limón o naranja, cuece primero a fuego alto hasta que rompa a hervir y luego deja cocer durante 35 minutos a fuego medio, remueve de vez en cuando sólo para verificar que el arroz no se pegue al fondo de la olla. Cuando haya terminado de cocerse, aparta del fuego, saca la canela, la piel y deja enfriar. 


Como yo estaba un poco ansiosa de probarlo "ya mismo" lo pasé a un tupper amplio para que se enfriara más rápido. Una vez que esté frío coloca el arroz en el vaso de la batidora junto con la leche condensada, la leche y el azúcar, bate bien pero no por mucho tiempo. Yo lo hice en dos tandas, primero batí solo el arroz a velocidad media por un minuto y luego dejé sólo la mitad del mismo y añadí el resto de las leches y el azúcar, batí y en una jarra mezclé todo a mano con la ayuda de una paleta de madera. Lleva al frigorífico hasta que esté bien frío y para servir sólo tienes que poner bastante hielo picado, llenar el vaso con la chica, echar un buen chorro de leche condensada, un poco de canela en polvo y una pajita, que aparte de ser cómodo para beber te ayudará a "menear" la chicha.

Como he puesto en el nombre, seguro que muchos pensarán que es arroz con leche con pajita, pero para un venezolano no lo es, nos sabe diferente, les juro que nos pueden poner una cucharada de cada y los ojos vendados que sabremos distinguirlos. Es una bebida que se toma durante todo el año, en cualquier momento: a media mañana, con el desayuno, como merienda o incluso muchos pueden tomarse un buen vaso y ya lo consideran el desayuno o la cena, les invito a probarla seguro que les gustará y a los niños aún más.

La receta fue tomada de este blog aunque yo le hice una pequeña modificación, ahí también pueden leer un poco más de información sobre esta bebida venezolana.

*pichirre es sinónimo de tacaño, en este caso, que no se cortara con leche condensada, que fuese generoso.
¡Buen Provecho!

Pin It button on image hover