Pretzels con Azúcar y Canela

Oh my god! es la palabra que grité cuando ví los bretzels que preparó Olivia en su blog , tan lindos, esponjosos, doraditos... me hizo añ...


Oh my god! es la palabra que grité cuando ví los bretzels que preparó Olivia en su blog, tan lindos, esponjosos, doraditos... me hizo añorar los que comía en Caracas al terminar el día en la universidad, nos íbamos al centro comercial a pasear, a desconectar y a comernos un pretzel de azúcar y canela con un vaso de refresco, era la gloria. Hacía mucho tiempo que no me comía uno, pude calcular unos 8 años, así que siguiendo la línea de Olivia y su maravilloso blog, me puse manos a la obra para encontrar la receta, la necesitaba porque ya tenía la boca hecha agua de sólo imaginarme el sabor.

Pretzels con Azúcar y Canela

No fue una tarea muy difícil de conseguir, entre todas las recetas que encontré este vídeo fue el que más me convenció y aunque no sepas inglés puedes observar el paso a paso por si tienes alguna duda en la elaboración. 


La gran anécdota de esta receta: cuando salió la primera tanda me quemé la boca porque no podía esperar, le siguió un segundo un tercero y un cuarto hasta llegar a 6, sí señores ¡me comí 6 pretzels esa misma tarde!, luego ni cené pero qué sensación de gusto y qué bonitos recuerdos me vinieron a la mente ¿quién dijo que no se podía viajar en el tiempo?


Ingredientes:
- 1 ½ tazas de agua tibia
- 1 sobre de levadura seca (granulada)
- 2 cdas. de azúcar moreno
- ½ cdta. de sal
- 4 tazas de harina (normal o de repostería) + un poco extra
- 2 tazas de agua tibia
- 3 cdtas. de bicarbonato de soda
- margarina derretida preferiblemente sin sal 
- azúcar
- canela en polvo

En un tazón disuelve la levadura con la taza y media de agua tibia, luego añade la sal, el azúcar moreno mezcla bien hasta que todo se haya disuelto, agrega la harina y amasa, probablemente necesites un poco más de harina, añade poco a poco mientras trabajas la masa hasta que consigas que no se te pegue al recipiente ni a las manos, cubre con un paño y deja reposar 30 minutos. Prepara el baño de bicarbonato diluyendo las 3 cucharadas en las 2 tazas de agua tibia. Pasado el tiempo de reposo, coge un trozo de masa trabaja sobre la mesa hasta formar una "cuerda" del largo y ancho deseado (puedes practicar con las primeras que hagas), procede a darle la forma típica de pretzel, sumerge en el baño de bicarbonato y colócala sobre una bandeja con papel de hornear, repite el procedimiento con toda la masa (es probable que tengas que hornear por tandas), deja reposar en la bandeja unos 10 minutos. Lleva al horno que habrá estado pre calentándose a 200ºC durante 12-15 minutos, hasta que estén dorados. Cuando los saques del horno, úntalos con margarina derretida y pásalos por una mezcla de azúcar y canela (mi proporción es de 3 cucharadas de azúcar por cada cucharadita de canela) y listos para comer.


Después de mi experiencia y que evidentemente no me iba a comer los 28 que me salieron, los guardé en un tupper para repartir en el trabajo y en casa de mi madre, pero tengo que decirles que lo ideal sería comerlos el mismo el día porque los que probamos al día siguiente estaban un poco duros, sabían bien pero no era lo mismo, así que si lo deseas puedes hacer la mitad de las cantidades de la receta.


Esta receta se la dedico a mis amigos: Omar, Cristian, Irina, Isbella, Luis, Carla y cia. 

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

59 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!