Galletas de Naranja y Cardamomo

Hace tiempo compré un bote de vainas de cardamomo verde en el supermercado, sin tener mucha idea de cómo se usaba ni en qué platos. Después...

Hace tiempo compré un bote de vainas de cardamomo verde en el supermercado, sin tener mucha idea de cómo se usaba ni en qué platos. Después de al menos 3 meses con el frasco en mi despensa vi en la revista Good Food (diciembre 2012) esta receta, unas galletas ideales para colgar del árbol de navidad.



Buscando información para el post, he encontrado que el cardamomo es una hierba de la que se usa sólo las semillas y pueden ser de dos tipos: cardamomo verde y negro. El verde se suele usar en platos dulces y bebidas, mientras que el negro en curris y arroces. Aparte de añadir su aroma y sabor característico (yo lo he calificado de embriagador) también posee propiedades digestivas (ayuda a la digestión, contrarrestar la halitosis, la diarrea, etc) y afrodisíacas, según algunos. (fuente consultada: Wikipedia y Pienso... luego cocino). Creo que su uso en la cocina es similar al que le damos a la canela, el clavo, el jengibre o la nuez moscada (si me equivoco, por favor me corriges). 


Para los amantes de las galletas decoradas tengo que decirles que son ideales porque quedan crujientes, planas y con mucho aroma, ya saben, por eso de cambiar la popular vainilla. 

Ingredientes:
- 6 vainas de cardamomo
- 250 gr de harina
- 140 gr de mantequilla
- la ralladura de una naranja
- 100 gr de azúcar glas o 120 gr de azúcar normal
- 1 yema de huevo
- agua

Abre las vainas de cardamomo, separa las semillas y tritura con la ayuda de un mortero hasta hacerlas polvo. Mezcla en un bol (o con la ayuda de un procesador) la harina, el cardamomo y la mantequilla en cubitos,  trabaja hasta que lo tengas todo como migas finas, añade la ralladura de naranja incorpórala muy bien, luego el azúcar y después la yema de huevo con 1 cucharada de agua fría, amasa hasta que consigas una masa compacta, si es necesario puedes agregar una cucharada más de agua. Envuelve en papel transparente y refrigera por unos 15 minutos.


Precalienta el horno a 175 ºC. Divide la masa en dos para que sea más fácil de extender con el rodillo, cuando tengas un grosor de aproximadamente medio centímetro corta con el molde que hayas elegido y coloca las galletas sobre una bandeja con papel de hornear. Repite el procedimiento con toda la masa restante. Para hacer los agujeros por donde puedas pasar la cuerda para colgarlas, inserta un palillo y con movimientos circulares conseguirás la abertura deseada, procura que sea de como mínimo de unos 4 mm porque las galletas al hornearse tienden a engordar y podría cerrarse el agujero.

Una vez hecho todo lleva al horno la bandeja (si es más de una bandeja te recomiendo que las hornees de una en una) durante 10 - 12 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Coloca las galletas sobre una rejilla y deja enfriar antes de colocarles la cinta y colgarlas o en un recipiente hermético.
Otra opción es sustituir la ralladura de naranja por unos 5 gramos de azúcar vainilla, igualmente aromáticas y deliciosas.


Chicos no estoy segura de que me de tiempo para postear otra receta antes de navidad, así que por si acaso: ¡Feliz Navidad!
Pd: Si leiste esta entrada es porque los Mayas no acertaron.

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

16 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!