Calabaza rellena de Mijo y Nueces

El relleno es el protagonista de este plato, que eleva a la calabaza al plato principal. La mezcla de mijo, nueces, queso feta y pasas hace...

El relleno es el protagonista de este plato, que eleva a la calabaza al plato principal. La mezcla de mijo, nueces, queso feta y pasas hacen una fiesta de sabores muy acertada. Puedes acompañarlo con una ensalada de hojas verdes, un salteado de judías o incluso preparar una rica salsa de yogur para complementar el aderezo.



Sobre el mijo puedo decir que es un cereal muy rico en nutrientes, sin gluten (apto para celíacos), se adapta muy bien a diferentes platos porque se puede usar de la misma forma que el arroz, quinoa o cous cous (de aspecto se parece a éste último), es denso y puede duplicar el volumen una vez cocido por eso cunde mucho.
El mijo aporta hidratos de carbono, fibra, magnesio, vitamina B, vitamina B9, fósforo, vitamina B6, vitamina B2, ácidos grasos poliinsaturados, hierro, zinc y vitamina B3. El resto de nutrientes presentes en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: proteínas, potasio, grasa, vitamina E, yodo, ácidos grasos monoinsaturados, selenio, ácidos grasos saturados, agua, calcio y sodio. [fuente: ecoagricultor]

En tiendas naturistas y herbolarios podrás encontrarlo, aunque en muchos supermercados lo tienen en la sección de dietas. Si en casa tienes otro cereal como los mencionados en el párrafo anterior, puedes sustituirlo en esta receta y quedará igualmente delicioso.

Ingredientes:
- 1 calabaza mediana (aprox. 1kg)
- 75 gr. de mijo
- 100 gr. de queso feta
- 20 gr. de pasas
- un puñado de nueces 
- una ramita de cilantro o perejil fresco
- aceite de oliva
- vinagre de sidra o balsámico
- sal y pimienta


Precalienta el horno a 200 ºC. Lava y seca muy bien la calabaza, dependiendo de la forma podrás cortarla por la mitad para usar a modo de cuenco o en tres partes, en cuyo caso la parte central podría salir como un "donut", no importaría porque al poner sobre un plato el relleno igualmente se quedará, retira las semillas. Con la ayuda de una brocha esparce un poco de aceite de oliva sobre la calabaza, sazona con un poco de sal y pimienta y coloca sobre una bandeja forrada con papel vegetal, hornea durante 15-20  minutos hasta que las mitades estén tiernas.

Mientras lleva a ebullición medio litro de agua, cuando hierva añade el miso y cuece a fuego medio durante 10 minutos o hasta que esté tierno pero firme, como cuando haces arroz o pasta. Cuela y refresca con agua fría, reserva. Corta el cilantro muy pequeño, desmenuza el queso feta, tritura ligeramente las nueces e incorpora todo en un bol junto al miso, sazona al gusto con sal, pimienta, aceite de oliva y vinagre, mezcla bien y rellena cada mitad de calabaza, adorna con un poco de perejil y a servir. 



A mi me ha enamorado porque es un plato sencillo de hacer y no necesitas pasar horas en la cocina, el relleno si lo haces con antelación hará que los sabores estén más intensos. Con esto en mente, creo que es otra opción con la que podrás enamorar en San Valentín ♥.

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

15 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!