Tarta de Queso con Frutos del Bosque y "Crumble"

Con esta deliciosa receta quiero dar comienzo a este blog. Tomada de una de mis publicaciones preferidas la BBC Good Food, es una revista muy completa y llena de recetas espectaculares, de las que seguro haré la mayoría o buena parte para este blog, sólo tiene un pequeño detalle y es que está en inglés. La de hoy se llama originalmente Blackberry Crumble Cheesecake 


Es una tarta muy rica y con una presentación muy provocadora que no dejará indiferente a los comensales. Muy versátil ya que por los frutos del bosque hace que sea ideal para el verano con ese toque ácido pero a la vez por su sabor cremoso y dulce la hace perfecta para los días de invierno. Sea cual sea la ocasión en la que decidas prepararla espero que la disfrutes tanto como yo.

 A continuación están los ingredientes modificados a mi gusto, ya que la receta original contiene mucha más mantequilla para la base que la usada por mí en la práctica. 

Ingredientes para la base:

-200 gr de galletas digestivas
-50 gr de avellanas (también puedes usar nueces o prescindir de este ingrediente)
-70 gr de mantequilla derretida

Triturar las galletas y las avellanas hastan que estén hechas trozos muy pequeños como polvo, añade la mantequilla derretida y mezcla bien. Luego pásalo a un molde desmoldable previamente untado con mantequilla y distribuye uniformemente, presiona (no excesivamente porque corres el riesgo de que no puedas cortarla bien al momento de servir) hasta formar lo que será la base de la tarta. Refrigera mientras preparas el resto.



Ingredientes para el relleno:

- 175 gr de azúcar
- 300 gr de queso crema
- 2 huevos, separadas las yemas de las claras
- 300 gr de crema agria* (soured cream)
- 100 gr de frutos del bosque

Precalienta el horno a 160º /  140º con ventilador . Bate la mitad del azúcar con el queso crema, añade las yemas de una en una, deja que se incorpore bien la primera antes de seguir con la segunda. A continuación agrega la crema agria* y reserva. En otro bol, con las aspas limpias, haz un merengue montando las claras a punto de nieve y añadiendo el resto del azúcar poco a poco. Mi "secreto" para montarlas fue colocarlas en un recipiente mediano y batirlas a máxima potencia moviendo suavemente, hasta que parece "espuma de jabón" y le voy añadiendo el azúcar de cucharada en cucharada, batiendo bien entre una y otra hasta acabar el azúcar. Una vez hecho el merengue incorpóralo a la mezcla anterior de forma envolvente, asegurándote de que está todo bien mezclado. Coloca una tercera parte de la mezcla en el fondo de la base de galleta y pon parte de los frutos sobre ella, repite el proceso hasta acabar y asienta la mezcla dando un par de golpecitos con el molde sobre la encimera y hornea durante 20 minutos mientras hacemos el Crumble.

Ingredientes para el crumble:

- 100 gr de harina 
- 50 gr de mantequilla fría
- 50 gr de azúcar moreno o en su defecto azúcar blanco
- 100 gr de frutos del bosque
Mezcla la mantequilla y la harina teniendo mucho cuidado de no calentar demasiado la mantequilla con las manos, hasta obtener una mezcla que parezca migajas de pan, luego incorpora el azúcar, los frutos y mezcla ligeramente. Pasado los 20 minutos y teniendo mucho cuidado porque la tarta no debe salir del horno completamente, cúbrela con el crumble. Puedes sacar media tarta de la rejilla del horno y cubrir, luego girarla y cubrir la otra mitad. Esto es para que la tarta no cambie repentinamente de temperatura y se nos dañe. Hornea durante 40 minutos. Déjala en el molde hasta que se enfríe y refrigera hasta el momento de servir. Desmoldala con cuidado antes de llevarla a la mesa.



 Durante el proceso de horneado crecerá casi el doble o un poco más y durante el enfriado se encongerá y puede que se agriete la superficie pero el crumble lo disimulará, yo no lo considero de gran importancia porque creo que es parte del encanto de esta tarta. Puedes servirla sola, con helado, con nata montada o salsa tipo natilla (custard) la cual enseñaré a hacer en una próxima ocasión.
¡Buen Provecho!

*Crema agria o soured cream se puede encontrar en estableciemientos que tengan un apartado para cocina internacional, en la parte de los yogures y natas. Aquí se encuentra en Iceland o en El Corte Inglés. Su sabor me recuerda a la de un yogur cremoso sin azúcar, por eso creo que puede usarse como sustituto de la crema agria. Yo no lo he probado aún pero en cuanto lo experimente lo apuntaré como nota adicional en la receta confirmando la sustitución.
Pin It button on image hover