Chile Vegetariano con Quinoa

Con la llegada del Instagram a mi móvil no paro de hacer fotos a la comida, a lo que preparo, a las meriendas, a los "making of..." e incluso al "Vampi" en sus carreras populares y medias maratones. 


Precisamente al llegar a casa después de su última participación preparé esta receta, porque necesitaba recuperar energía con un plato que no fuese muy pesado de digerir (el resultado fue espectacular). La tomé de un número especial de la revista Easy Food llamado Home Cook-Hero, 100+ recipes and other favourites.

 
 

No creo que los mexicanos se sientan identificados con esta receta de "chile" pero es así como venía en la revista, supongo que se suele usar ese nombre sólo porque lleve judías rojas.

Ingredientes:
- 1 cda de aceite de oliva
- 1 cebolla finamente cortada
- 2 dientes de ajos machacados
- 1 cdta de pimentón picante
- 1/2 cdta de pimentón dulce
- 1 cdta de comino molido
- 100 gr de soja texturizada fina 
- 240 gr de calabaza cortada en cubitos
- 50 gr de quinoa
- 1 cdta de azúcar moreno
- 1 lata pequeña de tomates enteros en trozos
- 1 lata de judías rojas cocidas
- sal y pimienta al gusto


Primero pon a remojar la quinoa y la soja en abundante agua fría durante 10 minutos, mientras calienta el aceite en una olla a fuego medio-bajo, añade la cebolla y el ajo deja que se sofrían hasta que estén tiernos. Añade el pimentón dulce, el picante, el comino, el azúcar y remueve durante un minuto para que suelten todo el aroma. Agrega la calabaza, la quinoa, la soja (previamente escurridas) y los tomates con su jugo, remueve bien para que todo se integre, cubre la olla con papel aluminio y coloca encima la tapa, deja cocer todo a fuego bajo durante 15 minutos o hasta que veas que la quinoa está en su punto. El tapar la olla primero con papel aluminio y luego con su tapa es un "truco" para que todo el vapor se quede dentro y mantenga la humedad, suficiente para que se haga la quinoa. Por último, añade las judías escurridas, tapa de nuevo y cuece por unos 5 minutos, lo suficiente para que se calienten. Rectifica de sal y pimienta si es necesario y sirve bien caliente.


Puedes añadir a tu gusto: calabacín, berenjenas, champiñones, zanahorias... en el momento que incorporas la calabaza. También puedes prescindir de la soja si no te gusta. Es un plato muy versátil, económico y lleno de energía.
¡Buen Provecho!
Pin It button on image hover