Tarta Capuchino (con Sorpresa)

Tarta Capuchino con sorpresa (vegana)

Si me sigues en las redes sociales te habrás enterado de que ayer fue ¡¡mi cumpleaños!!, me encanta cumplirlos porque significa que estoy viva y cada año parece que voy a "peor" con más ilusión que una niña chica. Para celebrarlo me auto regalé esta deliciosa, vistosa y elegante Tarta Capuchino Vegana con Sorpresa, nadie daba crédito al sabor y mucho menos a la súper sorpresa del corte, así que no te quedes con las ganas y mira ¿qué guardaba en su interior?.


¡Ricos cacahuetes cubiertos de chocolate negro! sí, una de esas tartas que tan de moda están y que aún siendo vegana he demostrado que llevar esta dieta no implica sacrificar sabor, celebración ni lo bonito de las tartas.... ¡y muchos menos la mía! ☺


La preparación la hice en dos partes, primero recomiendo hacer los bizcochos y al día siguiente (o dos, como en mi caso) hacer el relleno, la decoración y armarla. Es una tarta que salta a la vista de lo bonita y elegante pero que sepas que lleva su preparación, te pido que tengas todo muy preparado, ordenado y con paciencia te pongas a ello, no es difícil pero necesita su tiempo, recuerda que la prisa no es buena aliada en la cocina... ahora vamos a ponernos manos a la obra.

Ingredientes para los bizcochos (2 x molde de 20 x 7 cm.):
- 640 gr. de harina de trigo tamizada
- 40 gr. de fécula de maíz (maizena) tamizada
- 2 cdtas. de sal
- 4 cdtas. de levadura en polvo
- 1 cdta. de bicarbonato
- 480 gr. de azúcar moreno
- 440 ml. de agua
- 2 cdtas. de extracto de vainilla
- 360 ml. de aceite de girasol
- 50 ml. de licor de café
- 50 ml. de agua caliente
- 4 cdas. de café soluble (instantáneo)

Ingredientes para la crema, la sorpresa y decoración:
- 370 gr. de azúcar glass
- 180 gr. de margarina
- 2 cdas. de café soluble (instantáneo)
- 6 cdas. de licor de café + 60 ml. para emborrachar
- 200 gr. de cacahuetes recubiertos de chocolate negro o puedes usar una mezcla de frutos secos (nueces, almendras, avellanas...)
- 100 gr. de chocolate negro al 70 %

Precalienta el horno a 175 ºC, engrasa y forra con papel vegetal los dos moldes. En un bol amplio mezcla la harina, la fécula de maíz, la sal, la levadura, el bicarbonato, el azúcar y 2 cucharadas de café soluble. En un vaso mezcla ligeramente el agua caliente con las otras 2 cucharadas de café hasta que se disuelva, añade el licor y vierte sobre el bol con los ingredientes secos seguido del aceite y el agua, bate todo hasta que tengas una mezcla homogénea y uniforme, divide entre los dos moldes y hornea durante 40-45 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Deja enfriar unos 10 minutos antes de desmoldar, retira el papel vegetal y coloca sobre una rejilla hasta que estén completamente fríos. Envuelve bien cada bizcocho con papel film y refrigera al menos 4 horas, yo lo hice el día anterior.


Para preparar la crema tamiza el azúcar glass junto con el café instantáneo (desecha los grumos que te queden en el tamiz), añade la margarina junto con el licor de café y bate hasta que tengas una mezcla suave, cremosa y homogénea. Colócala dentro de una manga pastelera con una boquilla mediana, si no tienes puedes usar una bolsa de bocadillo, refrigera hasta que la vayas a usar.

Para armar nuestra deliciosa tarta empieza por cortar los bizcochos por la mitad, lo que te dará 4 capas. Coloca un poco de crema en la base o pie de tarta que actuará de pegamento antes de colocar la primera capa, píntala ligeramente con licor de café (usa un pincel de cocina). Con un corta-pastas de 6 cm. marca ligeramente (sin cortar) el centro del bizcocho de manera que cubras con la crema toda la superficie menos esa circunferencia. Para la segunda y tercera capa lo que debes hacer es cortar con el mismo corta-pastas el centro y desechar (o comer) lo que salga, de esta forma tendrás dos capas con agujero tipo "donut". 

A continuación coloca la segunda sobre la primera (que ya está cubierta de crema), pinta con el licor y cúbrela con crema, repite el procedimiento con la tercera capa pero antes de cubrirla con crema introduce los cacahuetes cubiertos con chocolate en el orificio que hemos creado, ahora procede a recubrir la última capa con crema y finaliza colocando la cuarta capa entera. Esparce la crema sobrante con una espátula o cuchillo sobre la superficie, que de un efecto de "incompleto o desnudo" y si lo deseas haz una decoración entre el plato y la tarta, como hice yo. Refrigera mientras haces las decoraciones de chocolate.


Derrite el chocolate negro a baño María, colócalo en una bolsa o manga con una boquilla del 1 o haz una abertura muy pequeñita con una tijera, debes poder hacer trazos limpios con el chocolate. Usa un pliego de papel vegetal y dibuja el motivo que desees, en mi caso hice un amago de flores, pero puedes hacer figuras abstractas siempre que no sean muy finas para que no se rompan al despegarlas. Cuando las tengas hechas deja que enfríen al menos 15 minutos en la nevera. Para colocarlas en el sitio que desees sólo debes poner un punto de chocolate derretido en el centro de cada figura y "pegar" a la tarta, hazlo con mucho cuidado y rapidez ya que el chocolate se derrite con facilidad en las manos. Refrigera la tarta hasta 20 minutos antes de servir.


Y ya tienes una hermosa tarta capuchino para deleitar hasta 12 amigos, ahora sólo queda buscar la celebración o excusa perfecta para que te luzcas con tus dotes culinarios... si te gustó esta receta, no te olvides de compartir y pinear ☺
¡Buen Provecho!

Pin It button on image hover