Palitos de Pizza

Estos palitos, piquitos o "señoritas" que saben a pizza les gustarán a todos, grandes y chicos. Para una fiesta infantil, un pic...

Estos palitos, piquitos o "señoritas" que saben a pizza les gustarán a todos, grandes y chicos. Para una fiesta infantil, un picnic, para picar entre horas, como merienda, para acompañar un plato o simplemente porque te apetece, estos palitos son para tí. La receta es de la revista Lecturas Cocina de Invierno


Ingredientes:
- 100 gr de harina
- 1 huevo batido
- 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 3 cdas de tomate frito o salsa de tomate concentrado
- 1 pizca de sal
- 1 cda de orégano
- queso parmesano rallado o queso en "polvo" para pasta

En un recipiente mezcla la harina, la mantequilla, la mitad de huevo al ojo por ciento*, la sal y una cucharada de tomate frito o la salsa, mezcla todo con las manos hasta que esté bien incorporado, envuelve en papel transparente y deja en la nevera durante media hora. Pasado el tiempo saca la masa y espolvorea un poco de harina sobre la mesa, extiéndela con un rodillo hasta que esté fina, como unos 3 mm de grosor. Corta la masa en tiras del ancho deseado y colócalas sobre la bandeja para horno con papel encerado. Pinta los palitos con el huevo restante, luego añade un poco del tomate y espolvorea con el queso y el orégano. Lleva al horno por unos 15 minutos a 180ºC.


Si se preguntan por qué mejor no se pinta con el tomate, el queso y el orégano antes de cortar los palitos (para luego no hacer malabares con las tiritas y el tomate) es porque si lo hacemos luego la masa que nos sobra estará con todo puesto y no podremos hacer otra bolita y volver a amasar, estará pegajosa. Digo esto porque ya lo hice para "ahorrar tiempo" y no fue así :-(
Puedes usar estos palitos como aperitivo en fiestas y reuniones de niños y adultos, saben a galletitas de pizza y son menos crujientes que los grisines. Con esta receta salen unos 20 - 25 palitos.


*al ojo por ciento es una frase que se usa en Venezuela para decir "aproximadamente" o cuando para algún ingrediente o receta no se tiene una medida exacta, un ejemplo es cuando a veces me preguntan cómo hago el arroz blanco, suelo responder: "yo no tengo medidas, yo lo hago al ojo por ciento"

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

18 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!