Tartaleta de Espinacas con Queso de Cabra

Deliciosa y equilibrada es como definiría esta receta y ¿fácil?, también lo sería porque si compras la masa quebrada hecha, es un paso que ...

Deliciosa y equilibrada es como definiría esta receta y ¿fácil?, también lo sería porque si compras la masa quebrada hecha, es un paso que te quitas y que le añadiría el calificativo de rápida. Todo en una y sin muchos ingredientes. Esta sencilla  receta la encontré en la revista Cocina Mia Nº 121.


Aprovecho la entrada para anunciar una colaboración entre Marina del blog "La Rosquilla de la Tía Laura" y yo. Se trata de la preparación de una receta al mes bajo el nombre "Recet-a2", será publicada por cada una de nosotras pero en dos versiones: versión original y versión personalizada. La fecha prevista es para el día 5 de cada mes comenzando por el próximo mes de noviembre. Debo decir que ambas estamos muy emocionadas con este proyecto, porque gracias a nuestros blogs nos conocimos y poco a poco estamos forjando una linda amistad. Esperamos que vengan a compartir impresiones y opiniones sobre las recetas y sus versiones.



Ingredientes para la masa quebrada:
- 275 gr de harina (yo usé integral)
- 160 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo
- 1/2 cdta de sal

Ingredientes para el relleno:
- 250 gr de espinacas congeladas
- 1 cebolla
- 4 huevos
- 125 gr de queso de cabra
- 100 ml de nata para cocinar
- 50 gr de piñones, pipas o cualquier otro fruto seco
- 50 gr de queso parmesano
- 1 diente de ajo
- aceite de oliva
- sal y pimienta 

Para la masa quebrada: Tamiza la harina en un cuenco grande, en caso de que hayas usado harina integral (como en mi caso) vuelve a mezclar los restos de trigo que te quedan en el colador, añade la sal, corta la mantequilla en porciones pequeñas y distribúyelas alrededor de la harina dejando un hoyo en el centro de la misma donde pondrás el huevo. Amasa con tus manos de forma delicada, hasta que todos los ingredientes estén juntos y tengas una masa homogénea, no debería llevarte más de 5 minutos. Envuelve la masa en papel transparente y refrigera por 30 minutos. Para ver el paso a paso con fotos visita el blog de Javi.

Corta la cebolla en tiras y pica muy finamente el ajo, sofríelos con un poco de aceite en una olla o sartén (con tapa). Añade las espinacas sin descongelarlas, remueve y tapa, deja cocer a fuego medio-bajo hasta que estén tiernas.

Enciende el horno a 180 ºC. Pasado el tiempo de reposo de la masa, sácala de la nevera y extiéndela con la ayuda de un rodillo. Para que no se te pegue a la superficie te recomiendo que la coloques sobre papel de horno y encima coloques el mismo papel film con la que la envolviste (mira mis fotos). Una vez extendida cubre con ella el molde que hayas elegido para la tartaleta (también puedes usar moldes individuales), haz incisiones con un tenedor en el fondo, sobre éste coloca un trozo de papel de aluminio y unos garbanzos o lentejas. Hornea durante 20 minutos. Sácala del horno y retira el papel con las legumbres.


Escurre bien las espinacas con la ayuda de dos cucharas, añade los frutos secos que hayas elegido y distribúyelas por toda la superficie de la tartaleta. Aparte, en un recipiente bate los huevos con la nata y queso parmesano, sazona con sal y pimienta a tu gusto. Vierte esta mezcla sobre las espinacas, corta en rodajas el queso de cabra y repártelas sobre la mezcla. Lleva de nuevo al horno por unos 25 minutos o hasta que la masa esté dorada y el relleno haya cuajado. Sirve en caliente y disfruta con su sabor.

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

27 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!