Mermelada de Naranja (dulce)

La ecuación perfecta para nuestros domingos es:  pan fresco + café + mantequilla + mermelada = desayuno dominguero He aprovech...

La ecuación perfecta para nuestros domingos es: 

pan fresco + café + mantequilla + mermelada = desayuno dominguero


He aprovechado las naranjas que me han regalado para hacer esta rica mermelada. La receta es de Thane Prince y que he tomado de mi maravilloso BBC Good Food.


Un dato curioso por si decides viajar al Reino Unido: en inglés Marmalade se refiere sólo a la mermelada de naranja mientras que Jam es para el resto de sabores.


Ingredientes:
- 1250 gr de naranjas, preferiblemente ecológicas*
- 1500 gr de azúcar (yo usé 1260 gr de azúcar + 240 gr de azúcar moreno)
- agua

Lava y frota bien las naranjas para quitar cualquier resto de suciedad, colócalas en una olla grande con 2250 ml de agua (2.250 litros) a fuego alto, cuando rompa a hervir tapa la olla y baja a fuego lento, deja que se cuezan por una hora, se quedarán tiernas. Pasado el tiempo saca las naranjas y deja que se enfríen un poco para poderlas manipular, mientras reserva 1700 ml (1.7 litros) del líquido de la olla, si te falta puedes completar con agua y si te sobra puedes desecharlo. 


Corta todas las naranjas por la mitad, coge una mitad y saca toda la pulpa con la ayuda de un tenedor y reserva, corta la piel que te ha quedado limpia del grosor que desees (suele ser fino). Repite el procedimiento con todas las mitades, usa un trozo de tela o muselina para cocinar y coloca dentro la mitad de la pulpa que has retirado atándola muy bien. 

En la misma olla agrega el líquido reservado, las tiritas de la piel de naranja, la(s) bolsita(s) con la pulpa, añade el azúcar y a fuego lento remueve constantemente hasta que se disuelva, alcanzado este punto sube el fuego y lleva a ebullición, cualquier espuma que se pueda formar en la superficie quítala con la ayuda de una cuchara. Deja cocer todo por al menos 45 minutos (aunque en la receta dice 30 minutos pero yo me tardé el doble) hasta que el líquido se haya reducido a la mitad y tengas algo parecido a la miel (recuerda que cuando se enfría espesa mucho más). Procede a llenar con mucho cuidado los tarros de cristal (previamente esterilizados) con la mermelada caliente, deja al menos 1 cm de espacio con respecto al borde del bote, ciérralos muy bien y deja enfriar. Lo caliente de la mermelada dentro de los botes hará que se cree el vacío de manera automática al enfriarse. 

El resultado me ha gustado mucho, con el plus de que ha sido hecho por mi y que tengo unos 4 botes llenos de alegría para mis mañanas domingueras y para alguna que no lo sea también.


*cuando recomiendo que sean "ecológicas" quiere decir que no sean de producción industrial o que al menos su origen sea de fiar, ya que muchas suelen ser tratadas con insecticidas (para protegerlas ante los bichos) y que son dañinos para nuestro cuerpo. En la receta utilizamos la piel de la fruta que es donde suelen concentrarse los restos de los químicos, de ahí el motivo de mi recomendación.


¡Buen Provecho!

You Might Also Like

23 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!