Musaka Vegana

Berenjenas ¿podré alguna vez cansarme de ellas?, me parece que la respuesta es un gran ¡No!. Me gustan desde pequeña cuando mi madre p...

Musaka Vegana

Berenjenas ¿podré alguna vez cansarme de ellas?, me parece que la respuesta es un gran ¡No!. Me gustan desde pequeña cuando mi madre preparó un pisto (en Venezuela no se conoce con ese nombre) y repetí hasta quedarme sin aliento, ese día mi pasión por ellas empezó. Este mes para el reto Recet-a2 las tenemos de protagonistas en forma de unas deliciosas musakas, Marina de La Rosquilla de la Tía Laura ha preparado la versión más cercana a la original Moussaka Griega y yo, presento mi versión adaptada Musaka Vegana.



Es una musaka deliciosa, llena de ricos sabores y olores que le otorgan el comino, la hierbabuena y el perejil. Va coronada de un falso queso* hecho con pan y ajo, pero que si lo omites resultará un plato delicioso apto para celíacos.

Ingredientes para la bechamel vegana:
- 2 ½ cdas. (15 gr.) de Maizena
- 2 cdas. (25 gr.) de margarina
- 200 ml. de bebida de soja y arroz
- una pizca de nuez moscada
- sal al gusto

Ingredientes para el guiso:
- 900 gr. de berenjenas
- 60 gr. de soja texturizada fina
- 1 cebolla
- 1 chalota
- 1 diente de ajo
- 150 ml. de tomate frito 
- 1 cda. de puré o concentrado de tomate
- ½ vaso de vino tinto o caldo de verduras
- perejil fresco
- hierbabuena fresca
- 1 cdta. de azúcar moreno
- ½ cdta. de semillas de comino
- 1 cdta. de comino molido
- ½ cda. de romero
- 1 cda. de aceite de oliva
- sal y pimienta al gusto

Ingredientes para el "falso queso":
- 1 rebanada de pan de centeno o cereales
- 1 diente de ajo
- 1 cda. de aceite de oliva

Bechamel: Calienta la bebida de soja y arroz. En una olla pequeña a fuego medio derrite la margarina y añade la maizena, se quedará como un pegote que debes seguir tostando por un minuto luego añade un chorrito de la bebida e incorpora a la maizena, se espesará y parecerá una masa, añade otro poco e incorpora bien antes de añadir más, repite hasta acabar siempre incorporando bien la bebida antes de seguir con el resto. Baja a fuego lento, agrega la nuez moscada y sazona a tu gusto, no olvides de remover constantemente durante unos 10 minutos, obtendrás una bechamel espesa. Si te apetece que sea más líquida puedes añadir un poco de la bebida de soja para aligerarla. Reserva.


Guiso: Remoja la soja en un bol con agua tibia hasta cubrirla unos 3 cm. de su superficie, deja reposar durante 10 minutos, mientras corta la cebolla y la chalota en cubitos pequeños, machaca el diente de ajo. Calienta en una olla el aceite y tuesta ligeramente los cominos, incorpora la cebolla, la chalota y el ajo con media cucharadita de sal para que se poche más rápido, cuando estén transparente añade la soja previamente pasada por el colador para quitar el exceso de agua, mezcla todo muy bien y añade el vino o el caldo, deja cocer sin tapa a fuego medio hasta que el vino se haya reducido. Incorpora el tomate frito, el concentrado, el azúcar y el romero. Cuece 10-15 minutos a fuego medio-bajo sin tapar, añade la hierbabuena y el perejil picado, sazona a tu gusto. Debe quedar un guiso sin mucha salsita pero jugoso.

Lava y corta las berenjenas con la piel en láminas o rodajas de poco más de medio centímetro de grosor, pásalas por una sartén o plancha bien caliente con apenas aceite frotado con una servilleta. Las berenjenas tienen que estar bien marcadas pero firmes. Reserva en un plato.

En una fuente o molde apto para horno previamente engrasado con un poco de aceite, coloca en el fondo una capa de berenjenas y luego cubrelas con una capa de guiso, repite el procedimiento hasta terminar con una capa de berenjenas, añade por último la bechamel y hornea a 200 ºC (con el horno previamente precalentado) por 15 minutos y gratina 5 minutos.


Falso queso: mientras se hornea la musaka pela el ajo y añadelo junto con el pan y el aceite a la batidora o procesador hasta que tengas unas migas muy finas, tuéstalas sobre una sartén bien caliente. Sabrás que está hecho porque cambiará el color y la textura. 

Deja que la musaka repose unos minutos antes de servir con un poco del falso queso por encima, esto le dará un toque de sabor y textura extra.

*lo que llamo falso queso se solía preparar en los tiempos de la guerra como sustituto del queso.
¡Buen Provecho!

You Might Also Like

14 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!