Bizcocho de Jengibre y Zanahoria

Hoy es día de Recet-a2 con Marina de La Rosquilla de la Tía Laura , quien me ha retado a preparar el Gingerbread o bizcocho de jengibre . ...

Hoy es día de Recet-a2 con Marina de La Rosquilla de la Tía Laura, quien me ha retado a preparar el Gingerbread o bizcocho de jengibre. Aunque no sólo de eso hablaré hoy porque traigo el ganador del sorteo aniversario de Recet-a2, ¿deseas saber cómo preparar este rico bizcocho de jengibre y zanahoria así como el nombre del afortunado? sigue leyendo.


El gingerbread se dice que fue traído a Europa en 992 por un monje de origen armenio, quien durante su estancia enseñó a los cristianos franceses cómo preparar el pan de jengibre (traducción literal), luego durante el siglo XIII la receta fue llevada a Suecia por alemanes, pero no es hasta el siglo XVII que se comercializa en monasterios, farmacias y mercados por sus propiedades medicinales. En Inglaterra se tiene registrado que ya en 1793 se vendía, pero no es hasta el sigo XVIII que el gingerbread se encuentra disponible ampliamente.


En el Reino Unido se conoce de dos formas: como bizcocho o pan y en galletas llamadas gingerbread man (hombre de jengibre), que tienen como característica la forma de un muñeco y que es muy popular para regalar y decorar en estas fechas.

Traigo la versión adaptada del reto, he elegido este rico bizcocho de jengibre y zanahoria porque me pareció una combinación original y porque somos muchos los fans de la tarta de zanahoria, pero que aunque los dos son deliciosos no se parecen en nada. Marina nos enseña la receta original del gingerbread, una delicia de bizcocho denso, oscuro y rico sabor.


Ingredientes para el jengibre ligeramente confitado:
- ½ taza de agua
- ¼ taza de azúcar
- 30 gr. de jengibre fresco cortado en trocitos muy pequeños

Ingredientes para el sustituto de los 2 huevos:
- 150 ml. de agua
- 2 cdas. de semillas de chía

Ingredientes para el bizcocho:
- 100 gr. de margarina
- 100 gr. de azúcar
- 50 gr. de melaza (yo usé melaza de remolacha)
- 50 gr. de golden syrup (o lo puedes sustituir por melaza, obtendrás un bizcocho más oscuro)
- ralladura de 1 naranja (sin cera)
- el zumo y la ralladura de 1 limón (sin cera)
- 140 gr. de zanahoria rallada
- 175 gr. de harina leudante
- ¼ cdta. de sal
- ¼ cdta. de bicarbonato
- 2 cdtas. de jengibre molido
- ¼ cdta. de pimienta negra molida
- 140 gr. de azúcar glas tamizado

Comienza preparando el jengibre ligeramente confitado colocando el jengibre fresco junto con la media taza de agua y el cuarto de azúcar en una olla a fuego alto, cuando empiece a hervir baja el fuego y deja cocer lo suficiente hasta que tengas una especie de almíbar, reserva.

Por otro lado prepara el sustituto de los 2 huevos que lleva la receta, en una taza o vaso coloca la semilla de chía y los 150 ml. de agua y deja reposar aun lado. Engrasa y forra con papel vegetal un molde alargado tipo "pan de sándwich" o loaf de 20 cm. de largo (yo usé uno como este). Precalienta el horno a 180 ºC.

En una olla combina la margarina, la melaza, el golden syrup, las ralladuras de naranja y limón con el azúcar, remueve y calienta ligeramente lo suficiente para que la margarina se derrita. Añade (bien sea en la olla o traspasa todo a un bol) la zanahoria rallada, la harina, la sal, el bicarbonato, el jengibre molido, la pimienta, el jengibre ligeramente confitado (sin el líquido) y las semillas de chía que ya estarán gelatinosas, mezcla todo muy bien y vierte sobre el molde, hornea durante 45 minutos o hasta que esté bien dorado, haya aumentado su volumen y que al insertar un palillo en el centro éste salga completamente limpio. Puede que según el horno necesites más tiempo, pero no te asustes siempre que lo tengas bien vigilado. Deja reposar el bizcocho durante 10 minutos antes de desmoldar, retira el papel vegetal y deja enfriar sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Para preparar el glaseado mezcla bien el azúcar glas con el zumo de limón, vierte sobre el bizcocho y decora si lo deseas con ralladura o trocitos confitados de naranja y limón. Permite que el glaseado se endurezca antes de servir.


Parece un bizcocho laborioso pero créeme, no lo es. Tiene un sabor y olor marcado a jengibre y muy agradable, es húmedo y mejora su sabor al día siguiente. Supongo que es la especia la que le da ese toque otoñal y que hizo que me preparara una taza de té para sentarme a disfrutarlo junto a la ventana (sí, lo sé un poco cursi).

Y ahora el momento que todos estaban esperando, el resultado del sorteo. Quiero agradecer a cada uno de los que han participado, que no se desanimen que en un futuro haremos más sorteos y con regalitos irresistibles. A continuación está la foto de la lista de los participantes a los que asigné un número del 2 al 60 y que por motivo de seguridad oculto sus datos:


Realicé el sorteo con los números del 2 al 60 usando la herramienta Sortea2... que retumben los tambores prrrrrrrr....... el ganador ha sido:


Que corresponde a:


¡Muchas felicidades César! revisa tu correo (incluso en los no deseados) lo antes posible y recuerda que si en una semana a partir de hoy no he recibido tu respuesta volveré a sacar un nuevo ganador quedando anulado este resultado.

Para saber quién ha sido el afortunado del sorteo realizado por Marina visita La Rosquilla de la Tía Laura.

Un abrazo a todos y espero que sigan atentos a las recetas que tanto Marina como yo seguiremos publicando con el reto Recet-a2.

También puede interesarte mi versión del Bizcocho de Jengibre
Receta adaptada de BBC Good Food
Fuente de la información Wikipedia

¡Buen Provecho!

You Might Also Like

0 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!