Bolo de Construçao / Bollos Apilados

Esta receta es, por llamarlo de alguna forma, la segunda parte de mi visita a la casa de Iara y su madre Neide (me equivoqué al llamarla Maide), que tan amablemente compartió conmigo. Me dijo que de la misma masa de las rosquillas de coco salían muchas opciones y una de ellas es ésta. A este rico pan dulce lo llamó así (traducción literal: bollos en construcción) porque los bollos van colocados unos sobre otros, como construyendo una torre. Son perfectos para  una merienda,  su presentación es muy original y el relleno alegra los corazones.


Hizo mucho hincapié en uno de los ingredientes: el dulce de leche, éste debe ser de elaboración "casera" (el que hace en casa con leche condensada) porque tiene más cuerpo, es más firme y por ende, el relleno estará en su sitio. 

Un gran consejo: para esta receta necesitas un molde desmontable con agujero en el centro (no me sé el término profesional), en caso de que no lo tengas como yo, Iara me dijo que se puede usar uno redondo normal (desmoldable) al que colocarás un frasco vacío y limpio (sin tapa de: mayonesa, aceitunas, mermelada...) en el centro, teniendo en cuenta en que si hay que engrasar el molde también has de engrasar el frasco.

Ingredientes para la masa:
- Ver la receta de "Rosquinhas de Coco"

Ingredientes para el relleno y el rebozado:
- 1 bote grande de leche condensada
- 150 gr de mantequilla derretida
- coco rallado
- azúcar 


Prepara la masa siguiendo el mismo procedimiento que en la receta de las rosquinhas de coco. Para el relleno de dulce de leche, coloca el bote de leche condensada en una olla con agua que lo cubra completamente, deja hervir a fuego medio durante 3 horas siempre pendiente de agregar agua suficiente que lo cubra, una vez listo debes dejar que se enfríe. También se hace con la olla express o a presión, visita este enlace que explica cómo hacerlo. Puedes preparar el dulce de leche con días de antelación, conservando el bote cerrado.


En un cuenco mezcla a razón de 3:2 el coco con el azúcar, es decir, por cada 3 cucharadas de coco rallado agregas 2 de azúcar, reserva. Coge un trozo de masa, estírala lo suficiente para colocar una cucharadita de dulce de leche en el centro, la masa no debe quedar muy gruesa porque volverá a subir durante el horneado y luego sería mucho pan y poco relleno. Cierra la bolita con cuidado de que no se salga nada dando pellizquitos a la masa para que se una bien, pásala por la mantequilla derretida y reboza por la mezcla de coco y azúcar, colócala dentro del molde que estará engrasado previamente. 


Repite el procedimiento con toda la masa y ve apilando las bolitas unas sobre otras, de allí viene lo de construçao o construcción. Cuando termines con ellas, lleva al horno que habrá estado precalentándose a 170 ºC durante 40-45 minutos, hasta que estén doradas y esponjosas, cuida de que no se doren mucho en los primeros minutos de horneado, para ello coloca el molde a media altura en el horno. Pasado el tiempo, colócalo sobre una rejilla hasta que entibie, desmolda y listo.


A este paso creo que Iara querrá que sea su mami adoptiva y que le cocine lo que aprendí con Neide. Estos bollos se los dedico con mucho cariño, por su calidez y sonrisa, espero volver a verles, ¡¡ojalá en un viaje a Brasil!!.

¡Buen Provecho!
Pin It button on image hover