Arepas de Avena, Semillas de Sésamo y Lino

Las arepas se conocen como "el pan de los venezolanos y colombianos". Son porciones de masa hecha con harina de maíz pre-cocida y enriquecida a la que se les da forma, se doran en una sartén hasta que estén hechas o se pueden terminar de cocer en el horno, que es cómo las hago en casa. Las arepas quedan bien crujientes por fuera y tiernas por dentro pero el protagonismo de verdad es la mezcla deliciosa de avena, semillas de sésamo y lino lo que le aportan un sabor tostado y un extra nutrientes.

Arepas de Avena, Semillas de Sésamo y Lino

Las arepas en teoría son un alimento libre de gluten pero muchas fábricas comparten las mismas instalaciones del maíz con el trigo, por lo que su material puede contener trazos de gluten como el caso de la harina P.A.N. Por el contrario, aquí nos dicen que la marca Doñarepa sí que está libre de gluten, es decir apta para celíacos, sólo debes tener en cuenta que esta receta la preparé con P.A.N. que necesita más agua que la Doñarepa, por eso si las haces con la segunda te recomiendo que reduzcas en 50 ml. el agua de la receta.


En Venezuela comíamos arepa día si y otro también, como desayuno y/o cena... era un no parar. El venezolano está tan hecho a su "dosis" de arepa diaria que un primo estuvo con su familia de visita y de paseo por Barcelona a las 08:00 me pregunta: "prima ¿dónde podemos ir a desayunar unas arepitas ricas?" y yo que me moría de risa, el pobre estuvo los 3 días que tardamos en regresar a Málaga soñando con sus arepas, yo no me podía creer el mono arepero que sufría.


Ingredientes:
- 250 gr. de harina de maíz pre-cocida (yo usé P.A.N.)
- 40 gr. de avena
- 35 gr. de semillas de lino
- 10 gr. de semillas de sésamo
- 2 cdtas. de sal
- 375 ml. de agua
- aceite de oliva
- aguacate, tomate y margarina vegetal para rellenar (por ejemplo)

Para empezar coloca la avena, las semillas de sésamo y lino (reserva una cucharadita de cada) en un vaso y con una batidora o procesador de alimentos tritura pero sin convertirlos en completamente en polvo. Mezcla todo con la harina de maíz pre-cocida incluyendo lo que has reservado. En un bol vierte el agua con la sal, remueve hasta que se disuelva. Añade la harina y amasa con energía durante 6-8 minutos. La masa tiene que quedarte manejable y húmeda pero sin que se te pegue a las manos, cubre con un paño.

Precalienta el horno a 200 ºC. Con las manos ligeramente mojadas coge una porción de masa y da forma de tortita gruesa a tu arepa. Ahora moja tus dedos en aceite y cúbrela ligeramente con él, coloca sobre un plato y repite la operación hasta acabar con la masa. Para este paso he hecho el siguiente vídeo que espero sea de ayuda:


Coloca las arepas que quepan (sin que se toquen entre sí) sobre una sartén ligeramente engrasada bien caliente, en cuanto formen una especie de costra dorada casi quemadita (mira el color central que tienen en las fotos) dales la vuelta para que queden igual de los dos lados, esto tomará unos 3-4 minutos por lado. Cuando hayas acabado con todas las arepas llévalas al horno directamente sobre la rejilla central, hornea hasta que se vean gorditas y que al darles una palmada suene hueco.


Para que conserven mejor el calor una vez hechas, colócalas en una fuente y cúbrelas con un paño, sirve inmediatamente con el relleno de tu elección, en este caso opté por un poco de margarina vegetal, aguacate y tomate.

Una última recomendación: sientes que la masa está muy seca puedes ir añadiendo un poquito de agua a la vez o si por el contrario, está muy húmeda añade un poco más de harina. 


Espero que esta sea la primera receta de arepas de muchas, porque después de no comerlas durante más de un año, ahora quiero volverlas a incluir en nuestra dieta y así bajar el consumo de pan que últimamente parece ir en aumento.

¡Buen provecho!

Pin It button on image hover