Bagels con Semillas de Sésamo

El bagel es como si un pretzel y un pan francés se casaran y tuvieran un hijo. Este panecillo tan popular fue inventado en Cracovia, Poloni...

El bagel es como si un pretzel y un pan francés se casaran y tuvieran un hijo. Este panecillo tan popular fue inventado en Cracovia, Polonia en cuyo reglamento de comunidad de 1610 estipulaba regalarlo a las mujeres en parto. Con el paso del tiempo se hizo popular en Londres en donde las panaderías los vendían en bolsas de 3 unidades. Más tarde con la emigración de los europeos a Estados Unidos su comercialización se extendió, hasta el punto de reconocer hoy en día al bagel como el desayuno "típico" de los neoyorkinos. (fuente wikipedia)



Hace unos meses conocí la publicación de la "Colección Home Essential Baking", por mi manos han pasado los 4 números hasta ahora distribuidos. En formato de revista (papel) nos ofrece un resumen de variadas recetas por temas, si mi memoria no me falla el primer número era de recetas saludables enfocadas a personas diabéticas, el segundo (lo tengo) es de "Dulces y Cupcakes Saludables", el tercero se titula "Cocina Casera al Horno" y el último en salir es "Pan Perfecto" (el más popular de los 4) del cual he tomado esta deliciosa receta.


La única información que he podido conseguir de esta revista es que es una publicación de Bromleigh House Ltd. (no dice quién la ha traducido) por mucho que navego por su página lo único que veo es que se dedican a los pasatiempos. Espero que la vuelvan a lanzar porque merece la pena hacer la colección, su precio es de 4'90€ cada una y se consigue en los puntos de venta de prensa y revistas.

Ingredientes:
- 1 bolsa de 7 gr. de levadura seca granulada
- 4 cdas. de azúcar
- 300 ml. de agua tibia
- 2 cdtas. de sal
- 400 a 450 gr de harina blanca de fuerza
- semillas de sésamo o ajonjolí

Disuelve la levadura junto con una cucharada de azúcar en 100 ml. de agua tibia, deja reposar unos 10 minutos hasta que haya formado espuma parecerá un capuchino. En un bol amplio vierte la levadura disuelta junto con el resto del agua tibia, la sal y la mitad de la harina, amasa y vierte poco a poco lo que resta de la harina (probablemente no la uses toda) hasta que tengas una masa homogénea, húmeda pero no pegajosa (como la plastilina). Pesé lo que me sobró de harina fueron unos 48 gramos, es decir, que para mis bagels utilicé 400 gramos. Coloca la masa en un cuenco engrasado con aceite cubre con un paño o papel transparente y deja reposar durante una hora.


Precalienta el horno a 200 ºC. Calienta agua en una olla con el resto del azúcar, más o menos 1 litro. Sobre la superficie enharinada vuelca la masa y divide en 10 partes (a mi me salieron 9) a las que les darás una forma redonda pero ligeramente aplastada, con el mango de una cuchara de madera haz un orificio en cada uno y estira cuidadosamente hasta que tengas un diámetro de unos 2 centímetros. Introduce 3 bagels en el agua hirviendo y con la ayuda de una espumadera da la vuelta, cuécelos de 60 a 90 segundos, retíralos con la espumadera para escurrir el máximo de agua, colócalos sobre la bandeja y espolvoréalos con el sésamo. Repite el procedimiento con el resto de los bagels. Hornea de 25 a 30 minutos, hasta que estén dorados y que al darles una palmada en la base suenen huecos (esto es opcional, yo esperé el tiempo y que se viesen dorados y crujientes). Déjalos sobre una rejilla hasta que se enfríen pero también puedes comerlos tibios. 



Estos bagels los puedes congelar en caso de que no vayas a comerlos todos, pero dudo mucho que en casa se puedan comer sólo 1 por persona.

You Might Also Like

19 comentarios ¿quieres opinar sobre esta receta?

¡Gracias por dejarme un pequeño mensaje! / Thanks for leaving me a little note!