Trifle Versión "Tradicional"

Hoy es 5 de diciembre lo que quiere decir es tiempo de nuestra Recet-a2, con la colaboración de Marina de La Rosquilla de la Tía Laura. Como sabrán es nuestro pequeño proyecto mensual en el que publicamos una receta en dos versiones: original y personalizada. Para este mes la receta tiene espíritu navideño muy british: el trifle


El trifle es un postre muy popular en la mesa inglesa en fechas decembrinas. Está compuesto por capas de frutas, mermelada, crema inglesa o natillas, bizcocho y nata. Cuando se lleva a la mesa suele ser inevitable ver caras de sorpresa, porque su presentación es muy bonita.


En esta ocasión mi receta es la "versión original" y lo coloco entre comillas porque ya sabemos que las recetas tradicionales varían con cada familia. Generalmente la regla de la receta tradicional es que lleve bizcocho (de vainilla) mojado en jerez, oporto o vino de madeira, frutas, crema inglesa y nata montada. Actualmente se hacen versiones más modernas, como la que nos trae Marina en su versión personalizada, en las que se puede emplear desde gelatina en lugar de alcohol, chocolate, galletas hasta natillas instantáneas, eso sí, sea cual sea la versión siempre estará delicioso.  



Ingredientes para el custard, crema inglesa o natillas:
- 4 yemas 
- 35 gr de azúcar
- 1 cdta de maizena
- 400 ml de nata para montar
- 1 cdta de extracto de vainilla

Ingredientes para el relleno:
- 5 o 6 bizcochitos ("sobaos")
- 2 cdas de mermelada de frambuesa
- 75 ml de zumo de naranja
- 275 gr de frutas congeladas (tropicales, frambuesas, del bosque...)
- 3 cdtas de azúcar

Ingredientes para la cubierta:
- 275 ml de nata para montar
- 50 gr de chocolate en virutas, almendras fileteadas, pepitas de colores...

En un recipiente de cristal transparente (aprox. 1,75 l de capacidad) procede a acomodar los bizcochos en el fondo (puedes aplastarlos un poco), báñalos con el zumo de naranja al  mismo tiempo que los pinchas con un tenedor procurando que se empapen bien, puedes empezar de poco a poco para no exceder en la cantidad, la idea es que queden bien "borrachos", reserva.

En un bol bate con unas varillas las yemas con el azúcar y la maizena. En una olla calienta la nata hasta que alcance el punto de ebullición, en ese momento viértela poco a poco sobre las yemas al mismo tiempo que lo vas mezclando todo con las varillas, una vez que ya esté toda la nata bien incorporada vuelve a verter la mezcla en la olla y cuece a fuego medio sin dejar de remover, verás como se irá espesando poco a poco y cuando empiece a hervir retira del fuego, viérte de nuevo sobre el bol y deja enfriar a un lado.


Las frutas (sin descongelar) que hayas elegido colócalas en un cazo junto con el azúcar a fuego medio, removiéndolas de vez cuando hasta que se hayan descongelado y  soltado todo los jugos, en ese momento aparta del fuego y deja enfriar.

Ahora el momento del montaje: sobre los bizcochitos empapados distribuye la mermelada de manera uniforme, intenta que llegue a tocar las paredes del bol porque parte de la gracia de este postre es ver los colores de las capas que lo . Después coloca las frutas eliminando el exceso del jugo (puedes ayudarte de una espumadera) seguida de toda la crema inglesa, reserva a un lado mientras montas la nata. Añade la nata sobre todo el postre cubriéndolo bien y espolvorea con las almedras fileteadas, virutas de chocolate, pepitas de colores, cerezas en almíbar o lo que te apetezca para decorarlo. Cubre el bol con papel transparente y lleva a la nevera al menos durante 3 horas, aunque lo mejor es hacerlo la noche anterior.


Yo, personalmente uso dedos de señorita en lugar de sobaos u otro bizcocho, porque me gusta la textura que aportan al ser tan ligeras, por otro lado, puedes usar cualquier tipo de fruta incluso las que vienen en almíbar. El alcochol es opcional si se tiene niños.

¡Buen Provecho!

Pin It button on image hover