Bocaditos de Navidad

Pensando en las múltiples opciones que tenemos para preparar en este mes, recordé que en una revista de repostería alemana (de las miles que tengo) estaba esta receta y quise hacerla porque me imaginaba que su sabor podría ser el de la Navidad y no me equivoqué, son deliciosos, esponjosos y llenos de contrastes. El glaseado de vino tinto (muy original, por cierto) le da un toque dulce pero sin empalagar; la naranja, especias y el limón también hacen acto de presencia y llevan la fiesta al paladar.



Parece que las publicaciones de este mes tendrán que ver con la navidad y los regalos que podemos hacer desde nuestra cocina, porque un detalle hecho con nuestras manos tiene un valor incalculable. Cocinar no sólo es juntar ingredientes y seguir los pasos, se trata de sentir, de las ganas y el cariño que le pongas, todo eso garantiza el éxito de nuestras comidas. Por ello, un regalito sacado de nuestra cocina va lleno de esos buenos sentimientos y si se presenta en forma de especias, pies o de estos bocaditos seguro que le alegra el día a cualquiera.


Ingredientes para la masa:
 - 150 gr de mantequilla
- 175 gr de azúcar moreno
- 2 cdtas de mezcla de especias
- la ralladura de 1 limón
- la ralladura de 1 naranja
- 3 huevos
- 200 gr de harina
- 3 cdtas de cacao en polvo
- 1/2 sobre levadura tipo Royal (o polvo de hornear)
- 1 pizca de sal
- 75 ml de vino tinto
- un puñado de tu fruto seco favorito 

Bate la mantequilla con el azúcar, las especias y las ralladuras hasta que estén bien unidos. Agrega los huevos uno a uno, bate todo hasta que tengas una masa muy cremosa. Mezcla la harina, la sal, la levadura y el cacao, tamízalo e incorpóralo a la mezcla anterior por partes alternando con el vino tinto. Pica en trozos más pequeños el fruto seco elegido (yo utilicé un poco de: almendras, nueces y macadamia) e incorpósalo. Coloca la masa en una bandeja forrada con papel encerado y mete al horno precalentado a 200 ºC por aproximadamente 20-25 minutos dependiendo del tamaño del molde utilizado. Para comprobar si están hechos introduce un palillo en el centro y si sale limpio es que están hechos. Sácalos y deja enfriar unos 10 minutos, procede a desmoldarlos, quítales el papel de horno y deja que se refresquen por completo sobre una rejilla.


Según la receta da para 128 trozos con lo que deduje que tiene que utilizarse la misma bandeja del horno u otra similar para que queden finos, en mi caso dividí la mezcla en dos moldes iguales de 20 x 25 cm, como no fui muy exacta uno me salió mas grueso y otro mas fino, pero en ambos grosores se siente el mismo sabor y textura, así que depende de tu gusto personal. De un molde me salieron 40 trocitos.

Ingredientes para la glasa de vino tinto:
- 200 gr de azúcar glass tamizada
- 50 ml de vino tinto

Mezcla un poco del azúcar con un poco del vino e ir añadiendo un poco de cada hasta obtener una glasa homogénea.


Para decorar distribuye la glasa uniformemente por encima del pastel y deja reposar por una hora. Corta los pastelitos del tamaño deseado, pero lo ideal es que sean pequeños de manera que se coman de un bocado. Puedes espolvorear 100 gr de crocante de avellanas sobre la glasa, perlitas de colores o simplemente dejarlo así. El vino tinto puedes sustituirlo por zumo de uvas. Se conservan bien en un bote cerrado herméticamente ya que al aire libre se endurecerían.

Estos bocaditos a más de uno harán repetir, te lo garantizo.

¡Buen Provecho!
Pin It button on image hover